Hiperlipidemia combinada familiar

joanna-1200x1200.jpg

Es un trastorno hereditario que provoca niveles de colesterol y triglicéridos altos en la sangre.

Causas
La hiperlipidemia combinada familiar es el trastorno genético más común que aumenta las grasas en la sangre y puede causar ataques cardíacos precoces.

La diabetes, el alcoholismo y el hipotiroidismo empeoran esta afección. Los factores de riesgo incluyen antecedentes familiares de colesterol alto y arteriopatía coronaria temprana.

Síntomas
Es posible que en los primeros años no se presenten síntomas.

Cuando los síntomas aparecen, pueden incluir:

Dolor de pecho (angina) u otros signos de enfermedad coronaria; se pueden presentar en una edad joven.
Calambres en una o ambas pantorrillas al caminar.
Llagas en los dedos de los pies que no sanan.
Síntomas repentinos similares a un accidente cerebrovascular, tales como problemas para hablar, caída de un lado de la cara, debilidad de un brazo o una pierna y pérdida de equilibrio.
Las personas con esta condición pueden desarrollar colesterol alto o niveles altos de triglicéridos en la adolescencia. La condición puede ser diagnosticada cuando las personas están en sus 20s y 30s. Dichos niveles siguen siendo altos a lo largo de toda la vida. Estas personas tienen un mayor riesgo de padecer arteriopatía coronaria precoz y ataques cardíacos. También tienen tasas mayores de obesidad y son más propensas a sufrir intolerancia a la glucosa.

Pruebas y exámenes
Se hacen exámenes de sangre para verificar los niveles de colesterol y triglicéridos. Los exámenes mostrarán:

Aumento del colesterol LDL
Disminución del colesterol HDL
Aumento de los triglicéridos
Aumento de la apolipoproteína B100
Hay disponibilidad de pruebas genéticas para un tipo de hiperlipidemia combinada familiar.

Tratamiento
El objetivo del tratamiento es reducir el riesgo de cardiopatía ateroesclerótica.

 

CAMBIOS EN EL ESTILO DE VIDA

El primer paso es cambiar lo que usted come. La mayoría de las veces, usted ensayará cambios en la dieta durante varios meses antes de que el médico le recomiende medicamentos. Los cambios en la dieta incluyen la reducción de la cantidad de grasa saturada y azúcar refinado.

Estos son algunos cambios que puede hacer:

Coma menos carne de res, pollo, cerdo y cordero
Sustituya los productos lácteos ricos en grasa por los bajos en grasa
Evite los bizcochos empacados y los productos horneados que contengan grasas trans
Reducir el colesterol que consume, eliminando las yemas de huevo y las vísceras
Con frecuencia, se recomienda asesoría nutricional para ayudar a las personas a hacer estos ajustes a sus hábitos alimentarios. El ejercicio regular y la pérdida de peso también pueden ayudar a bajar los niveles de colesterol.

Comercializado en Ecuador por PANIJÚ S.A. Derechos Reservados. 2017